La isla de Sokurov

El nombre de Alexander Sokurov, aunque conocido por muchos cinéfilos, se hizo universal tres años atrás cuando estrenó ese tour de force llamado Russkiy kovcheg (Russian Ark), un filme cuya asombrosa puesta en escena superó con creces los riesgos que Alfred Hitchcock corrió en La Soga y los que Miklós Jancsó, el genio del plano-secuencia, asumió en casi toda su obra. Russian Ark está rodada en su sólo plano continuo —sin cortes— de 96 minutos y su trama recorre tres siglos de la historia rusa.

El último filme de Sokurov, The Sun, —exhibido en la última edición del Festival de Toronto
es una recreación de la vida del emperador japonés Hirohito una vez finalizada la guerra, en los primeros días de la ocupación aliada de Japón. Glen Kenny, de Premiere Magazine, la describe de una curiosa forma:

…Es algo que uno vería si David Lynch fuese puesto al frente de The History Channel.

Solntse (The Sun) es la tercera entrega en la tetralogía de Sokurov sobre la caída de tiranos. Los dos primeros títulos, Moloch y Tauros, examinaron los días de derrota de Hitler y Lenin respectivamente.

The Island of Sukorov es una página dedica a la obra del director, con la más reciente información sobre sus nuevos filmes y su proceso creativo y está orientada para visitantes cuyos intereses vayan más allá del simple entretenimiento y se adentren en el terreno del trabajo creativo espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *